New York Fashion Week 2016: lo mejor de lo peor

fashion week

 

No todo son alegrías en los festivales de moda. Si bien las pasarelas nos muestran lo mejor del mundo donde las modelos y los diseñadores brillan, hay veces en las que no todo sale como lo imaginamos.

Esto es lo que sucedió en el New York Fashion Week de este año: no todo salió como los organizadores pensaban y un festival que se asomaba como uno de los más importantes del año (junto con el de Milán) será recordado como una fashion week llena de deslices, infortunios y tropezones.

Para empezar, el tan anunciado espectáculo de Kanye West, no fue tan “magno” como pintaba (y como el mismo cantante se había complacido en anunciar). El show, titulado “Yeezy”, prometía ser un súper espectáculo en el que la interpelación a la “norma” establecida de la moda y la música se unían para dar un espectáculo de alta factura artística.

A pesar de que la peculiar “colección” que presentó Kanye logró sus objetivos –darnos una crítica consciente del valor de la ropa a la vez que interpelar a la sociedad norteamericana en un tema tan duro como el rascismo-, no todos sus conceptos lograron ser entendidos y el público no pudo evitar señalar la falta de emotividad en la interpretación del cantante. A muchos les provocó salir corriendo en algún transporte maritimo o algo parecido.

Como se sabe, esta “fashion week” alberga más de 350 pasarelas y más de una docena de diseñadores. Esto implica que todo pueda pasar allí. Y pasó.

En uno de los desfiles de la ropa de mujer MT Costello, un sensual y apuesto modelo –rubio, alto, con un six-pack bien delineado- empezó a desfilar por la pasarela con tan sólo una prenda. De pronto, su diseño se le abrió y los presentes notaron que no llevaba nada abajo. Y sólo su mano cubría sus partes púdicas.

Al darse la vuelta, el sensual modelo robó aún más suspiros, pues al caminar tenía descubierta totalmente su espalda y su parte baja trasera… ¡Todo un espectáculo para las presentes!

La aparición de Gaga y Jenner

Hablar de Lady Gaga y de Kendall Jenner, es hablar de polémicas. Y si se juntan, ¡aún más!

Pero por esta ocasión ambas se portaron bien y lucieron increíbles en el cierre de la semana de la moda, aunque con un estilo que seguramente los más puritanos no tardarán en criticar: ondas a lo años 20, “oversizes” oscuros y zapatos enormes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *