Los problemas de la infanta Cristina

infanta

La hermana del rey Felipe VI, la infanta Cristina, aún no podrá ver la luz al final del túnel de todos sus problemas. Y es que la ley aún la persigue y hará que se siente en el sillón de los acusados. ¿La causa? Un amplio proceso de malversación de fondos que ha hecho estremecer a la opinión pública de España y el mundo.

En una decisión de un tribunal de Mallorca, se rechazaron los argumentos a favor de la infanta que pujaban por tratar de que la causa restase sobreseída, archivada y olvidada. Pero el tribunal, específicamente el de las Islas Beraes, afirmó que sí investigará los cargos que se le suponen a la hermana del rey, cargos por los que podría estar enfrentando hasta ocho años de cárcel.

La infanta es sospechosa de haberle escondido dinero a la Hacienda para evadir pagar la cuenta total de sus tributos, acción que hizo que el grupo político Manos Limpias hiciese una denuncia pública sobre el supuesto “proceder ilícito” de la hermana del rey.

Las declaraciones de Hacienda en España parecen confirmar la justificada importancia de que se revise el caso y que no pase bajo la mesa, argumentando que “no pagar los impuestos correspondientes provoca un detrimento en el presupuesto necesario para procurar la asignación equitativa de los recursos públicos”.

Este caso, en el que también esta involucrado su esposo, Iñaki Urgandari, pues la costura de los malos ejercicios de la infanta se empezó a revelar a partir de su manejo de la fundación de su marido, la fundación Nóos, y se calcula que el fraude suma la cuenta de 6 millones de euros.

Iñaki también está bajo la lupa de la ley pues enfrenta un caso de corrupción prevaricación, malversación, fraude, y el fiscal pide para él 19 años y medio de cárcel.

Limpiar la cara, lavar la imagen

Hoy la corona española enfrenta una de las interpelaciones populares más grandes que ha conocido en los últimos tiempos pues el ciudadano promedio español está agotado de los casos de corrupción que han sucedido en la corona.

Desde el viaje del rey Juan Carlos a Botsuana para cazar elefantes, la corona ha enfadado a muchos de los “súbditos” españoles debido a la pompa y al lujo de sus regentes en momentos en los que la economía no está para esos desmanes.

Por es el rey Felipe ha prometido tratar de acabar con la corrupción dentro de la corona y así limpiar un poco la cara de tan prestigiosa casa de la realeza europea. ¿Lo podrá hacer con su hermana tras las rejas?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *