China, el protagonista del mercado de fichajes

mercado de fichajes

Suele pensarse que el fútbol es el deporte innato de la pasión, que es el más barato de practicar (admitámoslo: lo hemos practicado hasta con piedras), que es el deporte de los pobres y que el dinero poco importa. Pero basta esperar  a los mercados de fichajes para saber que los millones y millones de billetes se mueven a la par de la pelota. China, el gran protagonista de este mercado de fichajes, así nos lo revela.

No son pocos los futbolistas que sostienen en declaraciones y entrevistas que juegan al fútbol por pasión, que patear el balón en el club y en la selección es mucho más valioso para ellos que tener una cuenta con millones en ella. Allí surgen nombres como Andrés Iniesta, Lahm, Kroos, Suárez y más.

Incluso Carlos Tévez podía contar en esa lista, pues había decidido partir de varios clubes europeos que lo pretendían cuando jugaba –y muy bien que lo hacía- en la Juventus, pero se decidió por el club de sus sueños, Boca Juniors, porque “quería terminar su carrera”, según dijo, en el club que  lo vio nacer futbolísticamente.

Pero su historia ha sido el bombazo deportivo de este año: Tévez ha  decidido fichar por el club chino Shanghai Shenhua por 38 millones de euros… ¡por temporada! Tévez será así uno de los atacantes mejores pagados en todo el mundo, casi por encima de astros como Messi y CR7.

Sumado a esto, hace pocas semanas se conoció el fichaje de Oscar, el brasileño del Chelsea, por 71 millones de euro para el fichaje y ganará 23 millones de euros por temporada, lo suficiente como para abrir una y otra clinica obesidad barcelona.

 Es un sueldo astronómico para un atacante que tal vez está sobreestimado para su desempeño y para un jugador que no ha cosechado tanto como se le supone. Ante esto, Oscar ha dicho que siempre soñó con jugar en China. Una declaración que ha levantado suspicacias.

Witsel, el nuevo reclutado por el mercado de fichajes

Ya no es sorpresa para ninguno todo lo relacionado al mercado de fichajes en los últimos días. Sin embargo, no a pocos les ha sorprendido el reciente fichaje de Witsel por el Tianjin Quanjian chino por unos 50 millones de euros, unos 16 millones por cada año.

Ante todo esto no somos pocos los aficionados al fútbol que nos preguntamos si la calidad del fútbol va a descender en calidad o si se va a mantener pese a las amenazas del fútbol de China. ¿Qué sucederá?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *