El encuentro real entre Ricky Martin y el príncipe Harry

ricky y harry

En un concierto en Londres, el cantante puertorriqueño Ricky Martin tuvo el privilegio de conocer al hijo de la siempre querida princesa Diana de Gales, el príncipe Harry.

Fue un encuentro real entre uno de los miembros más célebres de la realeza del pop latino, y el “chico malo” de la corona inglesa, el pelirrojo Harry. Ricky se encontraba ente el público como artista invitado, cerca de Kilye Minogue y el grupo Little Mix.

El ex-menudo no pudo ocultar su emoción cuando el príncipe le estrechó la mano con energía, regalándole al mundo una fotografía que derrocha elegancia, belleza y, sobre todo, alegría. El príncipe estuvo encargado de dar un discurso en el concierto de la revista inglesa Variety en la que participaron artistas de talla mundial como Elton John, amigo cercano de Diana, y la cantante australiana Kylie Minogue.

Harry, el bromista

Durante el discurso, el príncipe Harry no pudo evitar hacer de las suyas y decir que no le pesa ser llamado “el chico malo de la familia real”, renombre que se ha ganado por sus polémicas acciones y actitudes en los últimos años. Tampoco dejó pasar la ocasión para bromear con el auditorio y expresó que la parte protocolar fue “la parte aburrida” del evento.

Luego del concierto celebrado en el Royal Albert Hall,  Ricky todavía no podía salir de la emoción y publicó en Instagram un video del encuentro, presumiendo del encuentro con una felicidad de la que aún no se recupera.

Y es que no se conoce todos los días a un miembro de una de las casas reales más antiguas y tradicionales del mundo. Mucho menos si ese miembro resulta ser el niño mimado de la corona inglesa e hijo de una de las mujeres más queridas e inolvidables de los últimos tiempos. Pero Ricky sorteó bien la prueba.

¿Cómo podríamos saludar a un príncipe? Al parecer, Ricky no quiso arriesgar mucho y cuando el príncipe lo saludó con un afectuoso “Es un verdadero placer”, el puertorriqueño le respondió con un cortés “El placer es todo mío”. Entre monarcas se entienden.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *