Lo mejor del medio tiempo del Super Bowl 50

 

superbowl1

Estados Unidos se estremeció este fin de semana con uno de los eventos deportivos más esperados del año: el Super Bowl 50, que tuvo lugar en San Francisco.

No sólo los fanáticos del fútbol americano estaban esperando la “finalísima” del campeonato: también los seguidores del espectáculo, la música y el entretenimiento estaban a la expectativa por lo que sucedería ese día. ¿La razón? El famoso show del medio tiempo.

Y es que tradicionalmente un cantante o un grupo musical se dan escena a la mitad del partido. En esta oportunidad fue el turno para tres artistas con mucha movida y una cantidad de seguidores envidiable: Coldplay, Bruno Mars y Beyoncé.

La banda del ex-esposo de Gwyneth Paltrow, el vocalista Chris Martin, fue la encargada de inaugurar el “plato fuerte” de este espectáculo y lo hizo complaciendo a sus fans y cantando su tema más coreado, “Viva la vida”. La actuación de Chris Martin fue lo suficientemente enérgica como para calentar de buena manera los ánimos de los millones de aficionados que se daban cita en el estadio.

Pero hubo dos cantantes del funk, el pop y el R&B que hicieron olvidar por muchos momentos que Coldplay era el plato fuerte de la noche. Y esos dos cantantes fueron nada más y nada menos que Bruno Mars, el cantante afroamerica y de ascendencia boricua, y Beyoncé o “Queen B”, como también se le entroniza a esta fantástica cantante.

La actuación de Bruno Mars fue variopinta, explosiva y rítmica. A ratos hacía a los fanáticos recordar al mítico rey del pop, Michael Jackson, por sus movimientos sueltos y extraordinarios en la pista de baile. Su actuación no pudo ser mejor recibida por los asistentes al estadio: Bruno puso a bailar y gozar a todo el mundo con sus melodías pegajosas y alegres.

Pero los pasos de baile que robaron la respiración a hombres y mujeres fueron los de “Queen B”: su derroche de coordinación, movimientos bruscos pero precisos y sensualidad fueron la cereza que coronó un gran espectáculo.  Nada hizo sentir en este Super Bowl 50 que Beyoncé ya no es la adolescente de Destiny’s Child

Un gran cierre para el Super Bowl 50

Para cerrar el show de medio tiempo, y seguir con el juego que finalmente ganarían los Broncos guiados por el gran Peyton Manning, los tres artistas subieron al escenario y juntos cantaron y bailaron canciones de su repertorio al compás de la Orquesta de Los Angeles, a la que dirigió el venezolano Gustavo Dudamel.

Además, hubo una gran demostración muy colorida y chispeante en todo el estadio, en la que en algún momento se dejó ver la frase “Believe in love”. Sin duda fue un final muy sorpresivo para todos los que se esperaban un el medio tiempo del Super Bowl 50 como algo más sencillo y con menos movimiento y alegría.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *